Blog

4 razones por las que tener moto es bueno para la salud

4 razones por las que tener moto es bueno para la salud

Tener una moto y circular con ella es beneficioso para la salud, y te vamos a explicar por qué. Una moto no sólo te permite moverte por la ciudad con agilidad, o una forma diferente de viajar, o exprimir las sensaciones dentro de un circuito, sino que además usarla es bueno para tu salud.

Los beneficios son tanto para tu cuerpo como para tu mente, por lo que mientras que son una buena forma de diversión o de transporte, además las motos tienen aún más ventajas frente a los automóviles.

1. Agilidad mental

Circular en moto exige unos reflejos mentales que no encontraremos con ningún otro vehículo. Debemos prestar la máxima atención, debemos ser conscientes de todo lo que nos rodea, pensar en fracciones de segundo, dónde están los demás vehículos, qué hacen, cuáles son sus intenciones... Todo ha de estar bajo control para que nuestra seguridad sea la máxima.

Esto exige una agilidad mental especial, un cerebro entrenado, y esta agilidad se mantiene en el tiempo incluso con el paso de los años.

De hecho, las personas de avanzada edad que han circulado en moto toda su vida disfrutan de una mente mucho más despierta que los que simplemente se han movido en automóvil.

2. Calorías quemadas

Disfrutar de una moto no es simplemente sentarse en un asiento y quedarse quieto, como en el sofá de casa frene al televisor, o como sucede en un automóvil. Aquí no, la moto exige interacción, exige fuerza por nuestra parte y nuestro movimiento será el encargado de mover la moto.

El peso de la moto, la constante resistencia al viento... al final todo el ejercicio que haces sobre una moto quema calorías. Y si hablamos de manejar motos enduro o motos motocross la quema de calorías es muchísimo mayor pues el esfuerzo físico es enorme y exigen un buen estado de forma.

3. Terapia relajante

Nada relaja de manera tan efectiva como disfrutar de una buena ruta en moto en la que nos olvidamos de todo lo demás, dejamos a un lado nuestros problemas y nos centramos únicamente en la conducción y en sus sensaciones.

Dentro de tu casco, con la mirada puesta en la siguiente curva y dejando que tu cuerpo se entienda con tu moto casi sin pensarlo. Un buen viaje en moto puede ser mucho más relajante, y puede hacernos sentir mejor con nosotros mismos, que muchas otras terapias que además disfrutarás mucho menos.

4. Tonificación muscular

El ejercicio físico que supone manejar una moto, además de quemar calorías, también tonifica nuestros músculos. Sobre la moto mantenemos una tensión constante, no sólo por estar alerta de lo que nos rodea, sino porque sin el movimiento de nuestro cuerpo la moto no iría hacia donde queremos que vaya.

Brazos, hombros, cuello, abdomen, espalda... todo entra en acción, incluso las piernas si se trata de una moto deportiva. El viento ejerce sobre nuestro cuerpo una presión permanente que debemos contrarrestar con la acción de nuestros músculos. Nada que ver, por supuesto, con el ejercicio casi nulo que hacemos al manejar un automóvil. Si además se trata de una moto offroad nuestros músculos se verán muchísimo más ejercitados. 


¿Cómo podemos ayudarte?